Casa Santo António Britiande

Casa de Santo António de Britiande

Casa Santo António Britiande

Casa de Santo António de Britiande

Casa Santo António Britiande

Casa de Santo António de Britiande

Image 5 title

Casa de Santo António de Britiande

Image 6 title

Casa de Santo António de Britiande

Alojamiento - La Casa

Situada en Britiande (pequeño pueblo a 5 km de Lamego, en el distrito de Viseu), en pleno cruce de la Ruta de los Viñedos de Cister y de la Ruta del Vino de Oporto, la Casa de Santo António  se encuentra en un lugar privilegiado para salir a descubrir el magnifico escenario del Alto Douro Vinhateiro (Región vitivinícola del Alto Duero) - primera ‘Región Demarcada’ del mundo, creada por el Marqués de Pombal, el 10 de septiembre de 1756, y clasificada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, el 14 de diciembre del 2001.


El entorno está constituido predominantemente por árboles frutales (almendros, cerezos, manzanos, nogales y perales), además del castaño. Los extensos jardines de la casa son también adornados por otro tipo de flora: alcachofa, lavanda, roble, cedro, fresno, glicina, jazmín, liquidámbar, tila, entre otras especies.


La casa señorial, con la fachada del periodo quinientista, fue lugar de retiro de los monjes franciscanos del Convento de San Antonio de Ferreirim y parte integrante de los ocho mayorazgos que existen en Britiande. Integra la Casa de Santo António de Britiande una capilla, datada de 1680, con escudos Miranda, Homem y Morgados de Britiande, retablo renacentista con paredes revestidas con azulejos del siglo XVII y techos de madera policromada.


El Instituto de Gestión del Patrimonio Arquitectónico y Arqueológico (IGESPAR) concedió a la Casa de Santo António de Britiande - Casa y Capilla - junto con la Iglesia Matriz y el Largo de S. Sebastião, la clasificación de Inmueble de Interés Público, integrándolos en el Patrimonio Cultural Clasificado de Portugal.
En 1991 fue habilitada para turismo rural quedando los proyectos de la casa y los jardines a cargo del arquitecto Alfredo Resende y de la arquitecta paisajista Teresa Marques, respectivamente.